Modelo Educación por la Experiencia®

Escuchar, dialogar, sentir, resolver y trascender. Formación ética para la vida.
No tiene filiación partidista, credo o religión; no discrimina orígenes étnicos o nacionales, género, edad, discapacidad o capacidad, condiciones sociales, de salud, opiniones, preferencia sexual, estado civil; por lo tanto no convalida ninguna actitud que atente contra la dignidad humana ni contra la naturaleza misma.
Se basa en un profundo arraigo de los valores universales acentuando el aprendizaje a través de talleres, herramientas pedagógicas, facilitadores y responsables de crianza para resolver problemas emocionales y de interacción tanto personal, como escolar, familiar y social.

El modelo logra su objetivo gracias a los siguientes elementos:

Escuchar, dialogar, decidir y trascender se puede lograr a través de nuestra metodología: